mural del beso barcelona
Barcelona

Mural del Beso en Barcelona: Dónde está y cómo llegar

El mural del beso en Barcelona, llamado oficilamente «El mundo nace en cada beso» 💋 es un fotomosaico realizado en 2014 por el fotógrafo Joan Fontcuberta y el ceramista Antoni Cumella.

Este muro (o pared) es la más visitada de Barcelona. Pese a que está un poco escondido, es muy frecuentado por aquellos turistas románticos que buscan tener su foto junto al beso. Si tú eres uno de ellos, a continuación te contamos dónde queda, cómo llegar a él y su significado.

También te puede interesar 10 mejores lugares que visitar en Barcelona

¿Dónde queda el mural del beso y cómo llegar?

El famoso mural del beso se encuentra en el centro del barrio gótico de Barcelona, en la plaza de Isidre Nonell en frente a la Catedral de Barcelona.

Si bien está ubicado en una zona muy turística, la catedral se lleva todas las miradas y muchas veces pasa desapercibido.

Para llegar hasta aquí, debes hacer el mismo recorrido como si fueses a la Catedral. Una vez que te encuentres allí, debes tomar la calle Carrer dels Capellans, la cual desemboca en la plaza de Isidre Nonell donde se encuentra el gran mural.

En metro, la parada más cercana es Jaume I, de la L4 (línea amarilla).

TOUR GRATIS POR BARCELONA

¿Qué significado tiene el mural «El mundo nace en cada beso»?

Este mural se creó para conmemorar el tricentenario de la derrota catalana en la Guerra de Sucesión Española, que ocurrió el 11 de septiembre de 1714. Este hecho fue el que dio origen a la celebración del Día de Cataluña.

La iniciativa partió del fotógrafo Joan Fontcuberta junto con El Periódico de Catalunya. La idea era crear un mural compuesto de fotografías enviadas por los lectores de El Periódico, bajo la premisa «vivir libre«.

Si bien el mural iba a ser algo momentáneo, el Ayuntamiento de Barcelona decidió dejarlo de forma permanente.

Junto al mosaico podrás ver una una placa con la siguiente inscripción:

Este fotomosaico mural ha sido realizado con la contribución de miles de ciudadanos que han aportado imágenes personales interpretando el lema «momentos de libertad». El proyecto forma parte de la conmemoración del Tricentenario de los hechos de 1714 en Barcelona. El ruido de un beso no es tan ensordecedor como el de un cañón, pero su eco es más duradero.
Oliver Wendell Holmes

También te puede interesar 5 mejores zonas para alojarse en Barcelona

¿Qué te parece este mural? ¿Lo has visitado? Cuéntanos en los comentarios 🙂

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: